Mujer inhala accidentalmente 550 veces la dosis de LSD en una sola vez. Esto es lo que pasó

Se ha escrito un artículo en el cual se registra una mujer que inhaló accidentalmente 550 veces la dosis promedio de LSD. (Además de más casos) Se informa lo que puede suceder cuando alguien inhala más LSD de lo que espera.

Últimamente se ha reavivado el interés por utilizar el LSD para tratar la adicción, el trastorno de estrés postraumático, la depresión y además para una gran cantidad de enfermedades. Las investigaciones se han enfocado en la microdosis de LSD, o al menos en la gestión de las dosis «normales» de la droga.  Los científicos no parecen interesarse en dar a las personas una dosis exagerada de LSD para ver qué sucede.

No obstante, se han documentado casos donde las personas toman dosis grandes por sí mismas, y en este nuevo estudio se puede explorar las consecuencias, las secuelas de una sobredosis de LSD y lo que puede llegar a suceder.

El registro de un caso en el Journal of Studies on Alcohol and Drugs, donde se describe a una adolescente con trastorno bipolar II, que tuvo secuelas duraderas y para sorpresa las secuelas fueron buenas después de una sobredosis. Antes había sufrido alucinaciones, tenía antecedentes de paranoia, hipomanía y depresión severa y había tenido una vida difícil, cambiando de colegia debido a su comportamiento «perturbador y desafiante» a los 13 años.

En el año 2000 cuando ella tenía 15 años, ella y otras 19 personas recibieron una dosis 10 veces superior. Una vez que hubo bebido su vaso, también bebió las «gotas sobrantes» de otros dos vasos. Las personas que estaban a su alrededor comentaron que por las siguientes 6,5 horas su comportamiento fue «errático». Quienes la apoyaron, mencionaron que creyeron que estaba teniendo una convulsión mientras estaba acostada en posición fetal con los puños fuertemente apretados y se llamó a una ambulancia en ese momento. No obstante «no estaba claro si había perdido el conocimiento o si estaba intensamente preocupada por su experiencia en ese momento», escriben los investigadores.

Su padre informa que ella le dijo «se acabó». Lo que él creía se refería a su experiencia con el LSD pero más tarde aclaró que se refería a su trastorno bipolar.

Es importante mencionar que no se puede extrapolar lo de un incidente, los especialistas mencionaron que tuvo mejoras significativas después de la sobredosis. Pasaron los años y los terapeutas la describieron como «completamente estable en la actualidad» y, aunque había dejado el litio, lo que creaba más inestabilidad en el estado de ánimo, no mostró «ninguna evidencia de hipomanía clínica o depresión». Ella mencionó que estaba libre desde los síntomas de la enfermedad mental durante los siguientes 13 años, hasta que experimentó depresión posparto después de que nacieran sus hijos.

«Este informe de caso documenta una mejora significativa en los síntomas del estado de ánimo, incluida la reducción de la manía con características psicóticas, después de una sobredosis accidental de LSD, cambios que se han mantenido durante casi 20 años», escriben los científicos

A pesar de que se hayan escrito estos documentos, no se recomienda tomar este tipo de drogas.

El artículo lo puede encontrar en: Journal of Studies on Alcohol and Drugs,

Ricardo Costello

Egresado del Tecnológico de Monterrey. Apasionado por la Ciencia.

Deja un comentario