Una nueva tecnología solar podría proporcionar agua potable a mil millones de personas, según estudio

La gente afectada por el huracán Matthew, en Haití, traslada agua limpia en cubos para poder llevarla a casa. (UNICEF/UN038103/LeMoyne).

Hoy en día, 1 de cada 3 personas en el mundo no tiene acceso a agua potable, según UNICEF. Esto quiere decir que alrededor de 2.200 millones de personas en todo el mundo no cuentan con servicios de agua potable gestionados de manera segura. En un intento por resolver esta espantosa situación, los investigadores han estado trabajando en un dispositivo que funciona con energía solar y que extrae agua del aire, afortunadamente los resultados muestran que, si la alternativa consigue ser suficientemente barata y de baja tecnología, podría proporcionar agua limpia a mil millones de personas en todo el mundo.

«Los recolectores de agua atmosférica, dispositivos que extraen agua del aire, a menudo se han pasado por alto como una solución potencial debido a sus rendimientos relativamente bajos en comparación con otras tecnologías, como la desalinización. Uno de sus beneficios, sin embargo, es que se pueden construir para que sean pequeños, modulares y con energía renovable, desacoplándolos de algunas de las barreras de acceso más sistémicas», escribieron los funcionarios del equipo X.

El dispositivo que se describe en el nuevo estudio publicado en la revista Nature, viene siendo desarrollado por investigadores de la empresa X, propiedad de Alphabet. El equipo explica que una superficie de recogida solar de un metro cuadrado es suficiente para producir hasta 5 litros de agua al día. Sin embargo, este nivel de rendimiento solo sería posible alcanzar en determinadas condiciones, y requiere luz solar, así como una humedad relativa por encima del 30%. Es decir, el dispositivo tendría un rendimiento decreciente en lugares que son muy secos, por lo que no funcionaría en todas partes.

Si bien es cierto, tales dispositivos hipotéticos podrían funcionar muy bien e hidratar a millones en los trópicos, es poco probable que satisfaga las necesidades de quienes viven en entornos áridos. No obstante, los investigadores explican que la mayoría de las personas que enfrentan inseguridad hídrica viven en África subsahariana o en el valle del río Ganges en India, donde las condiciones son propicias para el uso de dicho equipo.

Mediante Google Earth, el equipo obtuvo datos climáticos promedio de lugares de todo el mundo que se ven afectados por los desafíos del agua y los cotejaron con estadísticas de población para determinar la utilidad potencial de su dispositivo. Los resultados indicaron que, si se puede diseñar, escalar y ejecutar un dispositivo rentable y fuera de la red durante todo el día, podría un día proporcionar suficiente agua potable a mil millones de personas sin acceso confiable al agua, esto representa cerca de la mitad de todas las personas en el mundo que actualmente no tiene acceso a fuentes limpias de agua.

En este momento, el dispositivo resulta ser demasiado caro (10 centavos el litro) como para convertir sus beneficios en una realidad, por lo que los investigadores de la empresa propiedad de Alphabet, X, han decidido compartir los planos con el mundo. Su esperanza es que alguien pueda tomar lo que ha aprendido hasta ahora y hacerlo rentable. El objetivo final sería crear un recolector de agua atmosférica que pueda funcionar en regiones áridas y húmedas por igual, produciendo agua a un costo de un centavo por litro.

La investigación se detalla en un artículo publicado en Nature.

Brandon Córdova

Redactor de ciencia para Enséñame de Ciencia y comunicador científico en Somos Cosmos. Estudia Ingeniería Ambiental en la Universidad Privada del Norte (UPN).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: