Los bomberos corren para salvar el árbol más grande del mundo de los incendios forestales

Las llamas arden entre la maleza cerca de la entrada del Parque Nacional de Sequoia, cerca de Three Rivers, mientras el incendio del Complejo KNP amenaza la zona. (Brian van der Brug / Los Angeles Times).

El árbol General Sherman es el mayor árbol del mundo, medido por su volumen. Tiene una altura de 83 m y un diámetro de 11 m en la base. Los troncos de las secuoyas siguen siendo anchos en lo alto. A 18 m por encima de la base, el Árbol Sherman tiene 5,3 m de diámetro. Se encuentra en el Bosque Gigante del Parque Nacional Sequoia en el condado de Tulare, en el estado estadounidense de California.

Los incendios de Paradise y Colony (KNP), llevan ardiendo, sin control, en el Parque Nacional de Sequoia de California desde el 10 de septiembre, según el Grupo Nacional de Coordinación de Incendios Forestales. Ante la creciente del incendio en Complejo KNP continúa su marcha a través del Parque Nacional de Sequoia, los equipos de bomberos han preparado el famoso Bosque de los Gigantes para las llamas envolviendo algunas de las enormes secuoyas en material de aluminio resistente al fuego.

El incendio del Complejo KNP, provocado por una fuerte tormenta eléctrica el 9 de septiembre, alcanzó el jueves por la tarde una superficie de aproximadamente 3789 hectáreas. Según LA Times, ocurrió una breve y fuerte lluvia, pero no fue suficiente para frenar el incendio, esto debido a las condiciones extremadamente secas durante el año.

El Bosque de los Gigantes que es el hogar de muchos de los árboles más grandes del planeta, incluido el General Sherman, una secuoya de 2200 años y más grande del mundo por volumen.

«Los bomberos están envolviendo con mantas ignífugas los árboles más antiguos -incluido el General Sherman, de 275 pies, el árbol más grande por volumen de la Tierra- y las señales históricas mientras las llamas arrasan el mundialmente famoso Parque Nacional de Sequoia de California», escribió American Forest, una organización nacional de conservación sin fines de lucro más antigua de los Estados Unidos.

«Es una zona muy importante para muchas personas, por lo que se está haciendo un gran esfuerzo para proteger esta arboleda», dijo a Los Ángeles Times, Rebecca Paterson, portavoz de los Parques Nacionales de Sequoia y Kings Canyon. Algunos gigantes notables, como el General Sherman, «están siendo preparados de la misma manera que prepararíamos las estructuras», dijo Paterson, un proceso que implica la limpieza de la vegetación alrededor de los árboles además del uso de una envoltura de quema hecha con aluminio alrededor de sus bases.

«Si un incendio más grande y menos controlado entra en la zona, se ralentizará y a veces incluso se detendrá por la repentina falta de combustibles», dijo Paterson.

De acuerdo con LA Times, un incendio del año pasado denominado Castle acabó con el 10% de la población de secuoyas gigantes, lo que equivale a miles de los enormes árboles derribados por las feroces llamas.

«Las secuoyas gigantes están adaptadas para soportar los incendios forestales e incluso los aprovechan para reproducirse, ya que las llamas calientan sus conos para liberar semillas», explica LA Times. Sin embargo, al ser los incendios cada vez más intensos, alimentados por la sequía y el cambio climático, amenazan con traicionar ese contrato ecológico.

Puede leer la historia completa aquí.

Brandon Córdova

Escritor aficionado de ciencia. Estudia Ingeniería Ambiental en la Universidad Privada del Norte (UPN).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: