Por primera vez son documentadas orcas matando ballenas azules para comerse sus lenguas

La fama de las orcas les antecede a sus acciones, principalmente cuando de cazar se trata. Si bien la famosa “ballena asesina” tiene por instinto depredar en grupo cuando la presa las supera en tamaño, lo cierto es que muy pocas veces se ha visto este comportamiento en el mundo salvaje. 

Durante mucho tiempo, la comunidad científica ha debatido el hecho de si las orcas pueden cazar ballenas azules, los animales más grandes del planeta. Ahora, un equipo de biólogos ha logrado filmar el momento exacto en el que un grupo de orcas atacaron ballenas azules en la costa de Australia Occidental.

El informe, publicado en Marine Mammal Science, incluye detalles de cómo las orcas nadaban dentro de la boca de las enormes ballenas para comerse su lengua rica en nutrientes justo antes de morir. «Aquí proporcionamos la primera evidencia documentada de orcas matando y comiendo ballenas azules: dos individuos asesinados, con 16 días de diferencia en 2019, y un tercero en 2021», escriben los investigadores en su artículo. 

El documento narra los hechos ocurridos en ambos ataques, y cómo un grupo de aproximadamente 50 orcas se unió al primer grupo para alimentarse de los restos de las ballenas azules que fueron atacadas por el primer grupo de orcas. También se describe la estrategia de caza de las orcas, la cual consistió en ambos ataques en empujar y embestir a la ballena bajo el agua mientras otros atacaban su cabeza y lengua.

Antes de que se tuviera esta primera evidencia, diversos científicos pensaban que de ser posibles este tipo de ataques, estos serían orquestados por ejemplares machos de orcas, debido a la gran energía y fuerza que se requeriría para derribar a una presa tan colosal como una ballena azul. 

Sin embargo, en este estudio se observó que estas matanzas fueron dirigidas por orcas hembras ¿Por qué? Existen muchas posibles razones, pero la más aceptada por los autores es que el impulso de alimentar a sus crías puede hacer más agresivas a las madres orcas. 

La investigación ha sido publicada en Marine Mammal Science.

Alan Steve Nájera Cortés

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: