La misma mascarilla N95 se puede descontaminar al menos 25 veces, indica un nuevo estudio

Como respuesta a la expansión de la variante Ómicron, los expertos comienzan a buscar alternativas para que invitar a las personas a que se sigan protegiendo a pesar del desabasto de material de protección. Un nuevo estudio haría más factible el poder reutilizar las N95 al descontaminarlas de una manera segura en un entorno clínico.

La investigación se realizó para ver si estos respiradores se deterioran después de la descontaminación, un proceso en el que la máscara se expone a la luz ultravioleta o al peróxido de hidrógeno vaporizado (VHP) para aniquilar cualquier partícula del virus SARS-CoV-2 que pueda haberse adherido.

Al inicio de la pandemia se indicó que un N95 podría descontaminarse y reutilizarse un par de veces sin comprometerlo, un nuevo estudio de un equipo del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston ha demostrado que incluso después de 25 rondas de descontaminación de VHP, el El respirador N95 fue igual de eficaz para adaptarse a la cara y filtrar partículas.

Los protectores N95 son un tipo de máscara que se ajusta muy cerca de la cara para crear un sello. Para ser clasificado como un respirador N95, el dispositivo protector tiene que cumplir con la clasificación N95 de filtración de aire del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos, lo que representa que filtra al menos el 95 por ciento de las partículas en el aire.

«La mayoría de los estudios de VHP se limitaron a evaluar la eficacia de la descontaminación, la filtración del respirador después de 5-10 ciclos o el ajuste en maniquíes», escribe el equipo en su nuevo estudio.

«Buscamos determinar si el reprocesamiento repetido de VHP afectaría la integridad del respirador N95 según lo definido por el ajuste cualitativo y cuantitativo y la eficiencia de filtración durante 25 ciclos de reprocesamiento».

De junio a agosto de 2020, los investigadores evaluaron a 7 voluntarios que usaban respiradores 3M 1860 / 1860S N95. A cada voluntario se le colocó una máscara de tamaño apropiado (llamada prueba de ajuste), y luego el equipo usó VHP para descontaminar los respiradores después de su uso.

Mientras tanto, esta investigación de VHP muestra que el personal médico no necesita reemplazar las mascarillas cada pocos usos para mantenerlas al día con el código después de la descontaminación.

«Los hallazgos de nuestro estudio amplían los hallazgos anteriores y muestran que VHP es un método relativamente seguro para reprocesar respiradores N95 y podría ayudar a abordar la escasez en epidemias futuras», dijo la primera autora del artículo de VHP, Christina F. Yen, quien ahora trabaja en Universidad de Texas, suroeste.

«Es importante que ahora encontremos formas de escalar y trasladar esta capacidad de desinfección a hospitales más pequeños y entornos de atención médica con recursos limitados que podrían beneficiarse tanto, tal vez más, de este tipo de reprocesamiento de equipos de protección personal en futuros escenarios de desastre».

La nueva investigación se ha publicado en la revista American Journal of Infection Control.

Ricardo Costello

Egresado del Tecnológico de Monterrey. Apasionado por la Ciencia.

Deja un comentario