Los científicos acaban de identificar una nueva capa muscular en la mandíbula humana

Los investigadores han confirmado que existe una capa de músculo en la mandíbula humana. Resulta sorprendente que hasta ahora esta nueva parte del cuerpo se revele, y esperemos sigan nuevos y emocionantes descubrimientos.

El músculo es una tercera sección del músculo masetero (más profunda). Si presionas tu mano contra la parte posterior de la mandíbula mientras masticas, sentirás que se mueve. (Es el músculo más prominente).

Habitualmente representado como teniendo solo dos capas, ha habido sospechas basadas en estudios con animales de que hay más en su estructura. Sin embargo, hasta ahora, los intentos de describirlo han sido contradictorios y confusos.

Se ha sospechado, gracias a estudios con animales, que hay más en la estructura muscular. No obstante, no hay claridad en la descripción de esta estructura muscular.

Se ha hecho un análisis de más de 24 cabezas humanas, incluyendo a una persona viva y 12 cabezas conservadas en formaldehído, y se ha determinado que el músculo masetero de hecho tiene tres secciones distintas, no dos como antes se pensaba. Los estudios anteriores habían sido poco consistentes en sus observaciones pero ahora el equipo de investigadores la estaba buscando intencionalmente y pudo identificarla como una entidad separada.

El músculo masetero tiene una capa superficial (S), una profunda (D) y una más profunda (C = coronoides). (Jens C. Türp, UZB)

«En vista de estas descripciones contradictorias, queríamos examinar nuevamente la estructura del músculo masetero de manera integral», dice Jens Christoph Türp, del Centro Universitario de Medicina Dental de la Universidad de Basilea.

Se ha observado que otros mamíferos tienen otras dos capas en este grupo de músculos, no está claro si alguna es equivalente a Musculus maseter pars coronidea. Solo para aumentar el misterio, parece faltar en los chimpancés, lo que hace deducir que es sólo humano. Los investigadores sugieren que se siga investigando este tema.

La identificación de esta capa muscular podría apoyar con todo tipo de cirugías y tratamientos terapéuticos que involucren la mandíbula inferior. Lo que supondría que este descubrimiento es más que una simple actualización de registros anatómicos.

«Aunque generalmente se asume que la investigación anatómica en los últimos 100 años no ha dejado piedra sin remover, nuestro hallazgo es un poco como los zoólogos que descubren una nueva especie de vertebrado», dice Türp.

La investigación se ha publicado en Annals of Anatomy.

 

Ricardo Costello

Egresado del Tecnológico de Monterrey. Apasionado por la Ciencia.

Deja un comentario