Espectacular Águila marina aparece a 8,000 kilómetros de casa.

Las águilas son unas de las aves rapaces más impresionantes del mundo. Por su gran tamaño y su habilidad innata para cazar a las intrépidas presas, se ha vuelto una de las aves favoritas del hombre.

Son animales admirados y contemplados por muchas personas, entre ellas los más grandes fanáticos de aves que provienen de Massachusetts, estuvieron al tanto de la circulación de aves en este invierno y recibieron una sorpresa increíble al darse cuenta de la criatura que estaban presenciando.

Se trataba de un águila marina de Steller, que voló gran parte del planeta para llegar a América. Está ave cuenta con una distribución registrada en Asia; con presencia en China, Corea y Japón, además de la región oriental de Rusia, por lo que se asume que voló a través de 8,000 km para llegar a nuestro continente.

Se cree que sólo quedan alrededor de 5 mil individuos de esta especie y es sencillamente impresionante concebir que uno de ellos fue capaz de cruzar tan grande distancia.

Se trata de una especie enorme de aves con un peso de entre 5 a 9 kilos y hasta 2.5m de envergadura de alas.

Se caracteriza por presentar un pico prominente y unas alas fuertes y con plumas blancas al borde.

Es interesante remontarnos a noticias pasadas, ya que se cree que ya había habido un avistamiento de está ave en el este de Canadá, el mes pasado y anteriormente en el año pasado en el norte como Alaska.

Igualmente fue avistada la especie en Texas, sin embargo, esta vez no fue fotografiada por lo que las especulaciones de ser la misma.

Al ser identificada por sus marcas blancas en las alas, se infiere que el ave se encuentra muy a gusto comiendo de los salmones que habitan ríos y costas cercanas a su ubicación.

«Un sueño absoluto estar de repente parado en este parque al azar en el sur de Massachusetts mirando a un monstruo ruso salvaje y raro» mencionó el autor sobre el avistamiento del ave lejos de casa.

En este avistamiento se menciona que el águila marina fue observada en conjunto de a águilas calvas, dónde destacó impresionantemente por su gran tamaño.

Por extraño que parezca es habitual que las aves cambien su rumbo y se dirijan a tierras de distribución poco frecuente, a este fenómeno se le conoce como vagancia.

Este fenómeno ocurre muchas veces cuando la especie se ve desplazada de su medio natural por presiones del cambio climático o por pérdida del hábitat por diversas razones o incluso por una falla en la navegación del ave.

Los especialistas mencionan que después de haberse extraviado durante tanto tiempo y a tal distancia, es poco probable o imposible que esta regrese a casa.

Sin embargo, sin duda fue un increíble regalo decembrino para los admiradores de estás majestuosas aves en los Estados Unidos.

 

La información fue publicada en npr y los especialistas aterrizan el tema específico en Current Biology.

Christian Ávila

Licenciatura en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, gusto por las diversidades y con experiencia en técnicas moleculares y de diagnóstico, enfocado en el aprendizaje continuo y difusión de la ciencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: