¿Qué fuerza debe tener una bofetada para cocinar un pollo?

Este experimento ha tenido mucha popularidad en el ámbito científico y ha despertado la curiosidad de fanáticos y amantes de la física, ya que es un evento posible de realizar mediante los métodos adecuados, por ello ha habido quienes lo han intentado de manera casera a través de la elaboración de máquinas que descargan una lluvia de bofetadas sobre la carne de su preferencia.

Se ha calculado mediante estos experimentos que serían requeridas alrededor de 135,000 bofetadas para que un bistec o pechuga de pollo pudiera alcanzar una temperatura adecuada para su cocción.

Ahora en un intento por descubrir cuál sería la velocidad y fuerza que debería tener una sola bofetada para cocinar un pollo, el estudiante de física, Parker Ormonde, diseñó un modelo virtual que alcanzará la temperatura necesaria para cocinar el pollo ¡de un sólo golpe!

Esto además de ser poco común para la forma habitual de cocinar, cobra relevancia ya que involucra conceptos de física que llegan a ser ignorados a pesar de la cotidianidad con la que acostumbramos convivir con ellos.

El modelo virtual que manifestó este escenario fue bastante viral, ya que muestra una representación del pollo y la mano sobre él que está a punto de golpearlo.

En esta representación es posible ver cómo al mismo tiempo que el golpe genera el calor suficiente para cocinarlo este se ve deshecho por el golpe, así como la mano que lo golpea.

La fuerza es tan grande que la mano se quiebra a pedazos así como los huesos del brazo de la persona que hubiera pensado en dar un golpe tan fuerte como ese.

Claro en un sentido hipotético y posible de efectuar en la vida real y bajo ciertas condiciones.

El cálculo utilizado para estimar la magnitud del golpe fue realizado al considerar un peso promedio de una mano de 0.4Kg a una velocidad de 11 m/s, que golpea a un pollo de 1Kg.

Se asumió que su capacidad calorífica fue de 2,720 J/Kg*C y que la temperatura inicial del pollo fue en estado de congelación, arrancando la simulación en 0°C y con una temperatura final de 205°C para poder ser cocinado.

Basándose en estás premisas el estudiante de física calculó que «para cocinar el pollo de una sola palmada, tendría que abofetearlo con una velocidad de 1,665.65 m/s o 3,725.95 mph».

Aunque difícilmente este método que convierte la energía cinética en térmica podría utilizarse para cocinar en un futuro, es interesante ver la ciencia detrás de una pregunta curiosa cómo esta. Se sabe que no tendría un sabor tan agradable la carne cocinada de este modo, al no tratarse de los métodos convencionales.

 

La información fue publicada en Journal Irreproducible Results y el autor del experimento dio inicio debido a una pregunta de Reddit.

Christian Ávila

Licenciatura en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, gusto por las diversidades y con experiencia en técnicas moleculares y de diagnóstico, enfocado en el aprendizaje continuo y difusión de la ciencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: