La píldora anticonceptiva masculina: ¿Cuál es el gran obstáculo?

¿Has notado que hay mucha publicidad e información sobre la pastilla anticonceptiva masculina? Si lo buscas en google te lloverá información sobre esta pastilla y que supuestamente estará a la venta muy próximamente. Entonces ¿por qué tarda tanto en salir esta pastilla anticonceptiva y cuál es el gran misterio?

Allá por los años 70 los investigadores estaban trabajando en llevar este sueño guajiro a la realidad. Entonces en la India se fabricó una inyección anticonceptiva masculina: Nombrada «inhibición reversible de los espermatozoides bajo guía» (o RISUG) que trabaja mediante una inyección en los conductos deferentes, más conocidos como los tubos pequeños que llevan los espermatozoides desde el testículo a los conductos eyaculatorios antes del «momento decisivo».

A pesar de que la inyección ha sido cuestionada por el tema de la seguridad, la RISUG tiene bajo costo, es eficiente y es reversible. Esta inyección ha llamado la atención de investigadores y medios internacionales, hay mucha esperanza en ella, no obstante, no se han obtenido grandes avances ni se le ve cerca de estar a la venta para el público.

“Algunos de los que se han creado han causado daño hepático, por lo que no ha habido una versión oral maravillosa y segura de la testosterona. Sin eso, no hemos podido tomar una píldora «, dijo a la publicación la Dra. Diana Blithe, Jefa de Programa del Programa de Desarrollo de Anticonceptivos (CDP).

“En realidad, es bastante similar [a la píldora anticonceptiva femenina]. Creo que la gente realmente no lo piensa de esa manera porque las mujeres producen un último óvulo al mes y lleva mucho tiempo, pero los hombres producen 1,000 espermatozoides por latido”, comentó la Dr. Blithe.

“Los hombres también expresan el deseo de usar un anticonceptivo. De hecho, en este momento, los hombres representan alrededor del 28 por ciento del uso de anticonceptivos masculinos, ya sea a través de vasectomías o condones, ninguno de los cuales es ideal. Los hombres han expresado su deseo de tener más opciones «.

Así que se seguirán haciendo pruebas para mejorar la seguridad de la inyección y poder encontrar más opciones para que la responsabilidad no decaiga solo en la mujer en el tema de los anticonceptivos. Se ha abierto un debata en cuanto a esto pero al parecer hay cada vez más hombres interesados en obtener un método anticonceptivo propio y a la vez que no afecte negativamente a su farmacodinamia.

Es fácil pensar que los avances científicos se llevan a cabo de un día para otro, sin embargo los ensayos clínicos requieren mucha burocracia, aprobaciones, inyección de inversión y tiempo para poder dar luz verde a nuevas fases. En 2018 se llevaron a cabo pruebas en parejas reales para ver si funcionaba, sin embargo aún faltan muchas pruebas por realizarse.

“Lleva mucho tiempo y estos estudios tardan mucho en realizarse. Estamos haciendo esta Fase 2B y nos llevará tres o cuatro años a partir de ahora «, dijo Blithe.

Ricardo Costello

Egresado del Tecnológico de Monterrey. Apasionado por la Ciencia.

Deja un comentario