Por qué es recomendable orinar en la ducha, según la ciencia

Orinar en la ducha puede salvar el planeta.

Pensémoslo de la siguiente manera: cada vez que hacemos del uno, le bajamos a la palanca del inodoro.

Mientras que las heces requieren muchísima agua para poder irse muy lejos a las plantas tratadoras de aguas residuales, la orina apenas necesita un poco de agua para irse. Además es liberador y adrenalínico hacer del baño mientras te duchas. A pesar que algunos inodoros tienen la opción de orinar o defecar, la mayoría no lo tiene, y esto representa mucho desperdicio de agua.

Claro, además cabe mencionar que hay que recordar utilizar detergentes biodegradables para limpiar la bañera y el baño en general.

Pongámoslo en perspectiva: una vez que le bajamos al inodoro, en occidente se usan más de seis litros (1.6 galones) y el adulto promedio orina aproximadamente 7 veces cada día. Lo que podría representar que para cada día de orinar se necesitan más de 40 litros (11,1 galones) de agua de inodoro para eliminar los desechos.

Imaginemos que las personas hacen del baño de la misma manera todos los días, lo que representaría un promedio al año de 15,330 litros (4,050 galones) de agua de inodoro.

Recordemos que el agua es uno de los recursos más preciados de nuestro planeta.

Según la publicación en Redalyc, el agua es fundamental para satisfacer las necesidades humanas básicas, la salud, la producción de alimentos, el desarrollo industrial, la energía y el mantenimiento de los ecosistemas regionales y mundiales.

La publicación menciona: «Alrededor del 97% del agua en el planeta se encuentra en los océanos; del 3% restante, el 2,3% está solidificada en los casquetes polares, el 0,3% se encuentra tan profundamente confinada que su extracción resulta antieconómica y el resto se distribuye en ríos, lagos, riachuelos y subsuelo. Considerando que sólo hay dos fuentes de agua utilizables por el hombre, a saber: las superficiales y las subterráneas y que éstas sólo constituyen el 0,4% del total disponible, es fácil deducir que es un recurso escaso. Pero más escaso resulta si se piensa en términos cualitativos, ya que los procesos de contaminación de las mismas reducen aún más su disponibilidad».

Si extrapolamos las cantidades antes mencionadas a toda la población de Estados Unidos, se estarían ahorrando 699 mil millones de litros (185 mil millones de galones) de agua.

A través de este medio invitamos a la población mundial a orinar en la ducha, por el bien del planeta y para apoyar a evitar el cambio climático. Claro además de tardarse lo menos posible mientras se duchan, cerrar la llave mientras se enjabonan y ponen el champú, además de lavarse los dientes con un vaso con agua. Otros consejos que pueden servir los ponemos a continuación: reutilizar el agua, no regar las plantas con la manguera, ni para lavar el auto. Lavar a mano si es posible o con una lavadora ecológica.

Hay que buscar las formas en las que podamos ayudar al planeta de todas formas posibles, pero en especial recuérdalo siempre:

Orina en la ducha.

 

Los datos del banco mundial puede consultarlos aquí.

La información sobre el gasto de agua en inodoros puede consultarla aquí. 

Ricardo Costello

Egresado del Tecnológico de Monterrey. Apasionado por la Ciencia.

Deja un comentario