¿Por qué salen las muelas del juicio hasta la edad adulta?

Las mandíbulas de los humanos contienen 32 dientes en la edad adulta, los cuales tienen funciones atribuídas por su forma, posición y la fuerza con la que se anclan al hueso, durante la edad temprana, en la niñez, se cuenta con 8 piezas menos y estas presentan una estadía temporal que sólo recorre unos cuantos años de la vida.

En el trabajo para los odontólogos, los dientes como los caninos, por ejemplo son de gran importancia para fijar puentes completos, a personas que han perdido dientes a lo largo de su vida, por tener un gran agarre al hueso y ser un amortiguador en caso de golpes, los caninos son por excelencia un receptor de los dientes adyacentes y estos al igual que los molares llegan a ser los últimos en desprenderse.

Se sabe que los primeros y segundos molares al contar con raíces más profundas y una superficie más amplia son capaces de triturar alimentos más duros y formar lo que procederá como bolo alimenticio hasta el estómago, sin embargo dos pares de molares que salen posteriores a estos, los terceros molares o muelas del juicio, se ha mencionado que antiguamente tenían la función de triturar alimentos de mayor dureza como las semillas, pero no sé sabía la razón de que estas emergieran, sino hasta la edad adulta.

Un grupo de investigadores recientemente buscó darle respuesta a esta pregunta al analizar 21 muestras de primates de los cuales se recuperó su información ontogénica, es decir, a lo largo de su vida y gracias a esto fue posible averiguar el motivo de la aparición tardía de los terceros molares.

La hipótesis del trabajo fue avocada en determinar el por qué de la ubicación y el momento de la emergencia de este molar, la respuesta fue dada por motivos de choque entre las piezas y para permitir el desarrollo craneal, al mismo tiempo de proteger la articulación temporomandibular (ATM) que precisamente une el hueso temporal craneal con el hueso mandibular que sostiene las piezas de tales inferiores.

En caso que este emergiera tempranamente se vería comprometida la estructura biomecánica de la mandíbula inferior dificultando una mordida adecuada.

«El desarrollo orofacial está limitado por la biomecánica a lo largo de la ontogenia… está correlación entre la emergencia de los molares y la historia de vida.» Menciona el autor al concluir en que la razón por la que estos molares emergen posteriores a las demás muelas que se adquieren en la edad adulta.

Si bien los dientes permanentes son fundamentales para triturar los alimentos, es necesario este recambio de los mismos y emergencias tardías para no afectar los otros huesos del cráneo o articulaciones del mismo, de acuerdo con la presente investigación.

Este estudio fue publicado en la revista Science Advances.

Christian Ávila

Licenciatura en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, gusto por las diversidades y con experiencia en técnicas moleculares y de diagnóstico, enfocado en el aprendizaje continuo y difusión de la ciencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: