Se obtiene el genoma de 14 Neandertales en las montañas de Altai, Siberia.

La Tierra ha presenciado y ha puesto en sí, las condiciones para dar origen a muchas especies de animales que bajo sus posibilidades han trascendido o se han extinto; muchas de estas han tenido una complejidad mayor a la de muchas otras y se han desarrollado bajo una capacidad creciente de sus habilidades mentales y socio-afectivas, llegando hasta nuestros días a colonizar el planeta entero.

A diferencia de las demás, el ser humano tuvo un éxito tremendo con la llegada de un pulgar opuesto que facilitó sus actividades, estimuló sus conexiones neuronales y aplicó su conocimiento práctico en la elaboración de herramientas para su uso.

Los seres humanos no fueron la única especie de primate que se desarrolló más allá de los árboles, los Neandertales fueron una especie inteligente de primates que presentaban una anatomía robusta y de extremidades cortas con respecto al Homo sapiens.

Recientemente, en una cueva en las montañas de Altai, Siberia, fue descubierto lo que parece ser la primera evidencia de padre-hija de Neandertales, así como 12 familiares más que vivieron durante menos de 100 años dentro de la cueva.

El genetista Laurits Skov, menciona que los genomas actuales de Neandertales casi duplican con los que ya se contaba y nos muestran la composición social de los mismos, así como un panorama de los últimos años de esta especie antes de extinguirse.

Menciona Cosimo Posth de la Universidad de Tübingen, «Es realmente notable que hayan logrado obtener genomas de siete machos en un sitio», lo que sugiere que su organización social se componía de conjuntos de machos relacionados familiarmente viviendo en la misma cueva.

La última década en que se han obtenido mayor cantidad de hallazgos relacionados a los Neandertales han arrojado muestras secuenciadas de 19 individuos, principalmente de mujeres de diferentes partes del mundo como Europa y Asia, de hace 400,000 y hasta poco menos de 50,000 años.

Su ADN fue principalmente extraído de huesos, una mandíbula, así como de un diente que se determinó, pertenecía a una hija y uno de los huesos pertenecía a su padre.

Sólo unos cientos de machos pertenecientes a la especie en ese momento, se encargaban de dejar descendencia, lo que sugiere que su especie se encontraba en declive, dicho por el autor “Si tuvieras que pensar en esta población de neandertales como (las poblaciones de hoy), serían una población en peligro de extinción».

Se dice que la población masculina era menor en aquel entonces que la femenina o que las mujeres se movilizaban entre las colonias y los hombres se quedaban a hacerse cargo de las cuevas, amaneradamente cercanos al hombre moderno.

Aunque los genomas actuales no son capaces de describir a toda la especie, es importante destacar la minoría de machos y pensar que sólo hacían falta unos cuantos miles de años para que aquella especie se extinguiera.

 

 

La información presentada puede ser consultada en Science.

Christian Ávila

Licenciatura en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, gusto por las diversidades y con experiencia en técnicas moleculares y de diagnóstico, enfocado en el aprendizaje continuo y difusión de la ciencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: