Ingenieros descubren como extraer agua y oxígeno de la Luna

Impresión artística de un concepto de una Base Lunar. (Crédito: ESA – P. Carril).

Ha pasado medio siglo desde que los humanos caminaron por primera vez sobre la superficie lunar, durante este tiempo la tecnología ha crecido significativamente, por lo que la próxima meta ahora es establecer bases permanentes en la Luna. De superar dificultades como las extremas temperaturas, la baja gravedad; obtención de agua, oxígeno y otros recursos para subsistir, sería un enorme progreso para la exploración espacial.

Recientemente, un equipo de ingenieros ha realizado con éxito una demostración de cómo se puede extraer agua y oxígeno mediante la cocción del suelo lunar, con el fin de apoyar en su autoabastecimiento a los humanos que habiten las futuras bases lunares. El innovador sistema fue presentado en el Congreso Científico Europlaneta (EPSC) 2021.

En el montaje experimental, una simulación de suelo lunar se vaporiza en presencia de hidrógeno y metano, seguidamente se «lava» con gas hidrógeno. Luego, calentados en un horno a temperaturas de aproximadamente 1.000 grados Celsius, los minerales pasan directamente de sólido a gas, sin dar existencia a una fase fundida, reduciendo así la complejidad de la tecnología necesaria. Los gases producidos y el metano residual se envían a un convertidor catalítico y a un condensador que separa el agua. Y, por último, se puede extraer el oxígeno mediante un proceso llamado electrólisis. Los subproductos de metano e hidrógeno son reciclados en el sistema, se explica en un comunicado de prensa.

El sistema también permite al subproducto sólido que es rico en sílice y metales, someterse a un procedimiento adicional, con el objetivo de permitir obtener otros recursos útiles para la exploración in situ de la Luna.

Alrededor del 50% del suelo lunar en cualquier parte de la Luna está formado por óxidos de silicio o de hierro, y éstos, a su vez, tienen alrededor de un 26% de oxígeno. Así que un sistema que sea capaz de extraer eficazmente el oxígeno del suelo podría funcionar en cualquier lugar de aterrizaje o alguna base que se tenga en la Luna en el futuro.

«Nuestros experimentos demuestran que el equipo es escalable y que puede funcionar en un bucle cerrado casi completamente autosuficiente, sin necesidad de intervención humana y sin atascarse», dijo la profesora Michèle Lavagna, del Politécnico de Milán, que dirigió los experimentos.

La exploración espacial ha sido en el pasado muy importante para el desarrollo tecnológico que mejora la calidad de vida de las personas, es indispensable para garantizar que el futuro de la humanidad. Indudablemente, en esta década la exploración espacial tomará un rol relevante y la Luna no es ajeno a ello. El éxito del reciente sistema para producir agua y oxígeno representa un gran paso.

«La capacidad de contar con instalaciones eficientes de producción de agua y oxígeno in situ es fundamental para la exploración humana y para llevar a cabo ciencia de alta calidad directamente en la Luna», dijo Lavagna. «Estos experimentos de laboratorio han profundizado nuestra comprensión de cada paso del proceso. No es el final de la historia, pero es un buen punto de partida».

El nuevo sistema ha sido presentado recientemente en el Congreso Científico Europlaneta (EPSC) 2021.

Brandon Córdova

Escritor aficionado de ciencia. Estudia Ingeniería Ambiental en la Universidad Privada del Norte (UPN).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: