Por una razón se vuelve «imposible» descifrar el origen del SARS-CoV-2.

“Se está perdiendo información biológica importante” es preocupante entre los investigadores el hecho de que transcurra más tiempo, ya que podría ser crucial para definir de dónde proviene realmente el virus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Un equipo de trabajo designado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), visitó la ciudad de Wuhan, para dar algunas recomendaciones para la búsqueda del origen de SARS-CoV-2, sin embargo a su regreso elaboraron en un artículo publicado en la revista Nature, un llamado a los líderes del ámbito político y científico para redoblar esfuerzos con el fin de acelerar la búsqueda del origen de SARS-CoV-2, mientras aún se cuenta con una ventana de oportunidad para este fin.

En su trabajo, los investigadores hicieron recomendaciones sobre muestras biológicas donde podría estar presente el virus, entre las cuales mencionan:

-Buscar en las muestras de sangre, de donantes que acudieron antes de la pandemia, los anticuerpos contra SARS-CoV-2 en China y en otros países.
-Buscar en animales de granja o silvestres como bisontes y mapaches, e inclusive domésticos como los perros, que ayuden a comprender como posibles vectores intermedios como es que “saltó” entre las especies este virus y brindarnos más información sobre su origen.

Sin embargo, como ya se sabe las muestras que se almacenan en los bancos de sangre tienen el tiempo contado al igual que los animales de granja que podrían tener evidencia biológica relevante, por lo que se destaca que se podría estar perdiendo información importante para el estudio.

También fue destacado por una de las investigadoras designadas por la OMS, la Dra. Koopmans, que comprender el origen del SARS-CoV-2 es fundamental para de algún modo evitar los errores del pasado. Asimismo, en el artículo, gracias a la investigación realizada, se sugiere que este fue un virus transmitido por animales, lejos de que este haya sido “construído o manipulado”.

La vida actual con una inminente sobrepoblación, mayor cantidad de interacciones y un aumento en el desplazamiento de personas a diferentes países, vuelve la situación ampliamente favorable para dar origen a otro escenario pandémico donde las cosas pueden salirse de control.

Se espera que los líderes políticos y científicos pongan su parte con este llamado que se hace a la comunidad y se logre por el bien de la vida humana obtener la mayor cantidad de información sobre SARS-CoV-2 en el menor tiempo posible.

La información aquí presentada fue publicada en la revista Nature.

Christian Ávila

Licenciatura en Biología en la Universidad Nacional Autónoma de México, gusto por las diversidades y con experiencia en técnicas moleculares y de diagnóstico, enfocado en el aprendizaje continuo y difusión de la ciencia

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: