Encuentran fósil de ‘dragón volador’ en el desierto de Atacama, Chile

(Ilustración: Universidad de Chile)

Investigadores de la Universidad de Chile han desenterrado los restos fósiles de un pterosaurio de la era jurásica descrito como ‘dragón volador’. Anteriormente se conocía de este en el hemisferio norte y ahora se identificó por primera vez en el hemisferio sur, en el desierto de Atacama, Chile. Los hallazgos aparecen en la revista Acta Palaeontologica Polonica.

El reptil volador pertenecía a un grupo de pterosaurios primitivos que vagaban por la tierra hace 160 millones de años. Tenía una envergadura de 2 metros, cola larga y puntiaguda, alas y dientes afilados que sobresalían hacia fuera.

«Ya se han encontrado pterosaurios del Jurásico en Sudamérica, pero este es el primero descubierto en Chile. Además, está preservado en forma tridimensional, lo que es raro, ya que los pterosaurios en general se preservan con los huesos aplastados, dado que poseían huesos muy delicados y neumáticos, adaptados para el desplazamiento aéreo», dijo a UChile, Jhonatan Alarcón, científico de la Universidad de Chile que dirigió la investigación. Alarcón también menciona que este es el primer pterosaurio que se identifica que habitó Gondwana durante el Oxfordiano, edad geológica específica del Jurásico tardío que se abarca desde los 161,2 hasta los 155,7 millones de años atrás.

El género y la especie exactos del lagarto alado se desconoce hasta ahora, pero los científicos han determinado que el espécimen se trata de un pterosaurio de la subfamilia Ramphorhynchinae.

«Hasta la fecha, el registro más antiguo de un pterosaurio encontrado en Chile, y el primero referible con seguridad al clado Rhamphorhynchinae hasta ahora conocido en Gondwana. Sin embargo, la ausencia de material más completo y diagnóstico impide por el momento una referencia genérica y específica», escribieron los autores del artículo.

«Este hallazgo suma evidencia a la conexión que se dio entre los hemisferios Norte y Sur, particularmente a través de un paso caribeño que existió en el Jurásico, como ya se ha avalado con reptiles marinos como el género Muraenosaurus, encontrado en Reino Unido, Francia y Argentina, y Vinialesaurus, hallado en depósitos marinos de Cuba», dice Alarcón. También especuló que hayan migrado entre el norte y el sur, probablemente siguiendo la costa ya que su dieta estaba constituida principalmente por animales marinos.

Los hallazgos incluían: un húmero izquierdo, una posible vértebra dorsal y dos fragmentos de una falange del ala, todos conservados en tres dimensiones y probablemente pertenecientes a un solo individuo.

Los restos corresponden a un húmero izquierdo, una vértebra dorsal y dos fragmentos de una falange del ala, todos conservados en tres dimensiones y probablemente pertenecientes a un solo individuo. (Crédito: Universidad de Chile).

«Lo que hay hasta antes de este hallazgo son unos dientes encontrados en Marruecos, asignados aún con dudas. El nuestro es el primero 100 por ciento confirmado y además son los primeros restos esqueléticos de este grupo. Todos los descubrimientos de la subfamilia Rhamphorhynchinae provienen esencialmente del hemisferio norte, principalmente de Europa. Con esto, demostramos que la distribución de los animales de este grupo era más amplia de lo que se sabía hasta el momento», dijo Alarcón.

Luego de terminar la extracción de las últimas partes del fósil que quedan atrapadas en la roca, los investigadores planean hacer más comparaciones entre su pterosaurio y otros de la misma subfamilia. Esto permitirá determinar si el pterosaurio encontrado se trata de una especie completamente nueva.

El descubrimiento se detalla en un artículo publicado en la revista Acta Palaeontologica Polonica.

Brandon Córdova

Escritor aficionado de ciencia. Estudia Ingeniería Ambiental en la Universidad Privada del Norte (UPN).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: